NO TE OLVIDES

Céntrate en tu Luz, mi amor
en lo mejor que hay
adentro de tu corazón.
Te preguntaron qué era
lo que más amabas
y con sabiduría supiste responder
la posibilidad de amar en la vida,
de abrir tu corazón
y habilitarte a amar.
No te olvides.
Olvidaron preguntarte
qué era lo que más temías
y la respuesta es potente, contundente.
La desilusión dirás.
Si, es cierto.
La rosa se mantiene suave y bella
en esta mañana gris,
pero su dulzura y fulgor permanecerá
hasta que caiga la noche.
Mañana verás,
si es que aún permanece,
o la muerte, la desgracia,
el egoísmo o simplemente el tiempo,
hicieron que se fuera.
Así es la vida.
No dejes de creer nunca
en tí misma, en tí mismo.
Sé fuerte. Confía en tí.
Es verdad que muchas veces
las cosas no son como soñamos
o como deseamos que fueran.
No importa.
Aún así, sigue adelante
No olvides ser honesto,
quererte, respetarte,
considerar en serio lo que sientes.
No olvides sentirte orgullosa de ti misma,
recuerda que vales más
que todo aquello que te causó dolor,
recuerda que la vida pasa
y estás aquí para amarte
y ser feliz y compartir tu luz.
Para darte siempre y en cada momento
la oportunidad de superar la ira,
envidia, temor, hipocresía,
la rabia o cobardía.
Olvídate de todo lo demás
si acaso es lo que quieres,
pero nunca te olvides de ti,
de alimentarte el alma,
darte fuego,
llevar alas volando en busca de tus sueños
que no son materiales,
que no son transitorios,
son los ejes de tu ser más fuerte y valeroso
los que te han traído hasta aquí hoy.
Tal vez te desilusionen las personas,
que al igual que tú,
buscan un camino para transitar.
No importa.
No te detengas y sigue adelante.
Todos estamos aquí aprendiendo.
Centra tu corazón en luz
y deja que fluya y suceda
en tus días y tus noches
todo aquello que sea necesario
para que tú aprendas y comprendas
que sólo has venido a este mundo a ser feliz
y que nada ni nadie puede ya impedirlo.
No te pongas trabas
a tí misma, a tí mismo.
Agita de tu mente las nubes vaporosas
y deja que descorran los velos
que perturban acaso,
en este día tu visión.
Tú eres una gran conocedora
del bien y del mal
del dolor, de la felicidad.
Ya has pasado por varias pruebas en tu vida
ya tuviste a tu niño muriéndose en tus brazos
ya entregaste tu cuerpo y tus deseos
y soñaste y lograste
ya volaste por el mundo,
llevándote y trayéndote
quedándote o yéndote.
Que lo que sientes, piensas
digas y hagas
se dirija en la misma dirección.
No hagas daño.
No te hagas daño.
Tu ser , tu corazón,
tus manos, tu alegría
valen más que cualquier cosa
en este mundo.
Tú, tu ser,
este segundo eterno
de tu realidad.
Con lo que queda del día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s